Certificación de los Diamantes

Cada diamante recibe una calificación y se fija el precio de acuerdo con “quilates”, “color”, “claridad” y “corte”, vale decir, las 4Cs.

¿Alguna vez te preguntaste quién evalúa estos diamantes? o ¿cómo te aseguras de que el diamante que te enseñan con las especificaciones de color, pureza, etc., en realidad tiene esas propiedades que te dicen?.

Para asegurarte de que el diamante se evaluó correctamente deberías llevarlo a varios tasadores de diamantes diferentes y todos te darían opiniones distintas de la original.

¿Quiere decir esto que la evaluación original no era correcta?

Por supuesto que no, pero por otra parte, ¿cómo se comparan los diamantes y los precios de los diamantes de una manera objetiva?

Cuando pienses en adquirir un diamante este debe, inevitablemente, llevar consigo una certificación de laboratorio.

Resumen general

Cada entidad califica y describe los diamantes de maneras diferentes, y algunas veces la diferencia es significativa.

Existen varias entidades de laboratorio y es importante saber cuáles son confiables y cuáles no.

Debido a que los certificados de diamantes no son todos iguales, el precio y el valor de los diamantes varía notoriamente entre las diversas certificaciones.

Te sugiero que te asegúres de comprar un diamante con un certificado de una entidad calificadora de buena reputación, y de revisar el diamante por un experto antes de comprarlo.

¿Qué es un Certificado de Diamante?

Un certificado de diamante, también llamado informe de graduación de diamantes, registro de diamantes o documento de calidad del diamante, es un informe elaborado por un equipo de gemólogos.

Personal con visión entrenada, lupas de joyero, microscopios y otras herramientas de la industria evalúan, miden e inspeccionan el diamante.

Un certificado completo incluye el análisis de las dimensiones, la claridad, el color, el pulido, la simetría y otras características de la piedra preciosa.

Muchos diamantes redondos también incluyen el grado de talla en el informe.

¿Qué información tomar en cuenta en un certificado?

Los líderes de la industria en Informes de Calificación de Diamantes hoy en día son el Instituto Gemológico de América (Gemological Institute of America, “GIA”), la Sociedad Americana de Gemas (American Gem Society, “AGS”), el Laboratorio Gemológico Europeo (European Gemological Laboratory, “EGL”), y el Instituto Internacional de Gemología (International Gemological Institute, “IGI”), aunque hay muchos más.

Todos ellos emplean gemólogos certificados para investigar a fondo y realizar consistentes exámenes de laboratorio a los diamantes que les sean presentados para su evaluación.

Lo más importante a tener en cuenta es la trayectoria y la reputación de cada uno, cuando se trata de comparar entidades de clasificación de diamantes, es más importante observar la coherencia que el rigor de la calificación.

Por ejemplo, al comparar precios de diamantes con certificados GIA e IGI, puedes creer que el precio del primero es mucho más costoso, en relación al segundo, pero cuando miras el diamante con más tranquilidad, seguramente encontrarás en el segundo un tinte amarillo en él o una diferencia de brillo importante.

Cómo incide el certificado en el precio

A pesar de que el diamante esté certificado y del precio que de esta calificación reciba, siempre debes considerar el precio sobre la certificación, ya que este debe reflejar la calidad real, la belleza y el corte del diamante, tanto en el certificado como a simple vista.

Considerando que el precio del diamante es muy subjetivo, muchas grandes casas suelen sobrevalorar sus precios haciéndote pagar el sello de la marca.

Si estás en dudas de si un diamante tiene un buen precio acorde  a lo real o es demasiado alto, asegúrese de que un experto en diamantes lo revise antes de comprarlo.

La subjetividad en las certificaciones

Si bien existen en la actualidad algunas tecnologías para evaluar las valoraciones de los diamantes, generalmente tanto el color, como la claridad y otras se basan en la opinión subjetiva de un gemólogo.

Vale decir, no hay reglas matemáticas para determinar tales cuestiones.

Y es por eso que sobre una misma piedra, distintos laboratorios certifiquen resultados diferentes.

Una empresa israelí, “Sarine Techonolgies”, pionera en medir diamantes, ha desarrollado recientemente, una nueva tecnología que utiliza inteligencia artificial para medir el calibrado, la claridad y el color de estas piedras preciosas.

Los creadores de esta tecnología  aseguran que no sustituirá el trabajo de los gemólogos, sino que racionalizará el proceso de evaluación de las piedras preciosas y permitirá obtener gradaciones más precisas, lo que otorga mayor credibilidad a la industria y mayor confianza a los consumidores de diamantes.

Mientras esperamos a que la ciencia consolide sus tiempos, mi sugerencia es optar por una entidad confiable, además de coherente.

Ten muy presente, que comprar un diamante con un certificado débil a un precio alto no es prudente, porque no tiene el valor del precio que estás pagando.

Principales empresas certificadoras

Cada laboratorio tiene sus peculiaridades.

Las empresas de diamantes utilizan este conocimiento, para maximizar las subidas de ventas en el mercado.

Saber qué laboratorios son confiables y consistentes te ayudará a evitar la compra de un diamante que esté muy distinto en precio de lo que el certificado declara como certero.

Aquí te detallo algunas de Las principales empresas certificadoras con sus respectivas características.

  • El Instituto Gemológico de América – GIA

Es la organización con base en Estados Unidos, sin fines de lucro, más grande del mundo, dedicada a la educación, investigación y tasación de diamantes.

Introdujo la certificación en esta industria en los años 50 del siglo pasado y desde entonces, su sistema se ha convertido en el estándar internacional más reconocido.

Dos son los informes emitidos más comúnmente por esta entidad: El Informe de Calificación del Diamante y el Expediente del Diamante:

Informe de Calificación del Diamante: es el conocido comúnmente como certificado del diamante. Es un Informe Completo de calificación para aquellos diamantes que pesan 1,00 quilates o más. Y se analizan características como peso en quilates, color, claridad, corte, inclusiones e imperfecciones de la piedra. Este mapeado sirve como una huella dactilar en caso que el diamante sea robado, perdido o revendido.

Expediente del Diamante: es aplicable a diamantes de menos de 1.00 quilate. Esta  certificación incluye una inscripción en láser del número serial del informe a lo largo del cinturón del diamante que evalúa todas las mismas características que el certificado, sin la representación de las características de claridad del diamante.

 

  • La Sociedad Americana de Gemas – AGS

EL AGS es un laboratorio gemológico con base en Estados Unidos reconocido internacionalmente, dedicado a hacer cumplir algunos de los más altos estándares de calificación en la industria del diamante.

Tal como lo hace el GIA, el AGS emite evaluaciones para diamantes sueltos de al menos 0,18 quilates.

El AGS proporciona varios informes incluyendo un Documento de Calidad del Diamante y un Certificado de Calidad del Diamante.

Estos informes representan el testimonio de la autenticidad del color, peso en quilates, claridad y corte del diamante, siendo reportados por el AGS, y utilizando sistema de calificación del 0 al 9, siendo el 0 considerado como el corte “Ideal”

Casi no hay diferencia entre GIA y AGS pero se estima que el segundo selecciona un promedio de medio grado por encima de lo que el GIA calificaría en Color y Claridad.

La mayoría de las grandes compañías de diamantes que no reciben la calificación deseada con GIA, los envían a AGS para recibir una actualización y por lo general, en esas circunstancias, tienen éxito.

En general, los diamantes certificados por el AGS se venden a precios similares a sus equivalentes de GIA.

 

  • El Instituto Internacional de Gemología – IGI

Fundado en 1975, es el laboratorio independiente más grande que provee calificaciones y evaluaciones de diamantes y joyas finas.

El IGI se enorgullece por ser el único laboratorio de certificación internacional bajo la propiedad y el control de un órgano de gobierno central que asegura la consistencia de sus informes.

Localizado en numerosas ciudades alrededor del mundo incluyendo Amberes, Nueva York, Hong Kong, Mumbai, Tokio, Bangkok, Dubai, Toronto, Los Ángeles y Tel Aviv, sus precios son mucho mejores que los de GIA, lo que atrae a los vendedores de diamantes pero no necesariamente al consumidor final.

Se considera a sí mismo como un laboratorio de primera línea, pero lamentablemente este no es el caso.

La experiencia ha demostrado que su clasificación es laxa y menos consistente que los portadores estándar en la industria, como GIA.

 

  • Laboratorio Gemológico Europeo – EGL

El EGL se caracteriza por subir demasiado los precios ofreciendo un producto inferior.

Sus certificaciones son, generalmente, dos o tres grados inferiores a las de GIA, tanto en color como en claridad, lo que garantiza una compra de mayor calidad a un precio más económico, pero que a la larga terminarás pagando mucho más cara.

Por lo tanto, no compres un diamante con certificado EGL. No importa que tan tentador sea, te verás metido en un engaño.

 

  • Laboratorio Internacional de Ciencia Gemológica – GSI

El GSI es una nueva entidad de calificación que solo ha existido por algunos años.

Construyeron su negocio apelando a las grandes cadenas minoristas en los Estados Unidos como Jared, The Galleria of Jewelry, Kay y Zales y al no presentar ideas innovadoras, lamentablemente no lograron el crecimiento esperado.

Sus certificaciones son más flexibles,  más débiles y pocos consistentes en relación a los laboratorios mencionados anteriormente, razón por la cual, no es muy recomendable comprar un diamante calificado por GSI

 

  • Hoge Raad voor Diamant – HRD

El principal accionista de HRD es Antwerp World Diamond Center (AWDC).

El AWDC es una fundación privada establecida en 1973 como Hoge Raad voor Diamant (HRD) o Diamond High Council y representa a la industria belga del diamante.

Es la principal autoridad de Europa en lo que respecta a la clasificación de diamantes, y se basa en 570 años de experiencia transmitidos a través del comercio de diamantes de Amberes. Pero en Estados Unidos no se considera una alternativa legítima

A lo largo de los años, se ha demostrado una incoherencia increíble con la calificación GIA promediando alrededor de dos grados de Color y / o Claridad por encima de estos últimos.

Por lo que tienen un precio mucho más alto que diamantes equivalentes con otra certificación.

Esto permite que las empresas de diamantes obtengan ganancias significativas.

Recomendaciones generales

Resultado de imagen para mano con anillos de diamantes

  • Un certificado de diamante, es una evaluación oficial de las diferentes cualidades distintivas de la gema.
  • Cada diamante contiene sus propios elementos figurativos “ADN”, que se manifiestan en un documento dedicado a la certificación de un único y específico diamante suelto.
  • Nunca debes aceptar un diamante sin un Informe de Calificación. Sirve como un testimonio de la calidad y autenticidad de la joya que deseas comprar.
  • Hoy en día, todos los laboratorios de Informes de Calificación del diamante emplean gemólogos certificados para investigar a fondo y realizar consistentes exámenes de laboratorio a los diamantes que les sean presentados para su evaluación
  • Nosotros solo recomendamos los diamantes certificados por GIA o AGS porque sabemos de su clasificación consistente y confiable.
  • No dudes de consultar a un profesional, más tratándose de una inversión para un momento tan importante, como lo es el diamante para la alianza de bodas o el anillo de compromiso. 

Conclusiones

Una joya es un bien muy preciado y que se lucirá toda una vida, el nivel de satisfacción, por lo tanto, debe de ser el elemento a valorar por encima de todo.

Si estás interesado en adquirir un diamante debes tener todas las garantías necesarias para que tu compra se realice de manera satisfactoria y saber exactamente qué es lo que estás comprando.

Si me permites una opinión, una inversión en un diamante certificado por GIA ofrece certeza y valor.