Claridad en los diamantes: Lo que los joyeros no quieren que sepas

Resultado de imagen para mano con anillos de diamantes

La Claridad o pureza de los diamantes se refiere a la falta de inclusiones u otros defectos visuales en una piedra preciosa.

Cuantas menos haya, mayor será la cantidad de luz que puede atravesar el diamante y más bello será su resplandor.

Si la pureza es suficiente, el diamante puede irradiar un resplandor más brillante que cualquier otra piedra preciosa.

Esto cuenta mucho a la hora de decidirse por su adquisición ya que la claridad puede afectar significativamente el valor del mismo.

Si estás pensando en hacer una compra, te sugiero que leas esta lista con el fin de obtener un mejor asesoramiento.

Resumen General

Entre las propiedades de los Diamantes conocidas como “Las Cuatro C”, la Claridad (también conocida como pureza) es la más sencilla de evaluar y es considerada como la de más fácil entendimiento para el consumidor promedio de diamantes.

Mientras los diamantes se forman en la profundidad de la tierra, el calor extremo y la gran presión que ayudan a formarlos pueden también crear grietas, defectos o inclusiones.

Estas imperfecciones o marcas internas y externas son consideradas como las marcas de nacimiento de cada diamante.

En la mayoría de los casos, estas marcas o inclusiones son detectables únicamente bajo un poderoso microscopio o lupa de joyería, y por lo tanto no afectan visiblemente la apariencia o belleza del diamante.

Cuando un gemólogo profesional evalúa o califica la claridad de un diamante, por lo general, esas inclusiones y marcas externas son representadas de forma gráfica para crear una “huella dactilar” del diamante.

Esta “huella dactilar” es la que distingue al diamante como único.

¿Cómo determinar la claridad de un diamante?

Claridad en los diamantes

Los instrumentos más utilizados para determinar la pureza o claridad de un diamante son la lupa o microscopio (de 10 aumentos).

Esto quiere decir que las impurezas que no se aprecian con este aumento se consideran inexistentes.

La pureza del diamante puede verse afectada por dos clases de imperfecciones: las inclusiones y las marcas externas

¿Qué son las marcas externas?
Las marcas externas son impurezas o marcas superficiales debidas al desgaste producido por el uso o daños provocados durante la talla.

Por lo general, aparecen como un rasguño a simple vista.

Estas marcas no tienen demasiado impacto sobre el valor, la belleza y la calificación de un diamante ya que raramente afectan la fortaleza o la estructura del mismo.

¿Qué son las inclusiones?
Las inclusiones son las irregularidades o impurezas que se encuentran en el interior de la piedra.
Las inclusiones en un diamente pueden ser:

  • Puntos negros u oscuros: que se originan en el carbono.
  • Nubes: inclusiones en forma de nubes microscópicas que debilitan la pureza.
  • Plumas: la mayor parte de las impurezas de las piedras tienen su origen en una fractura molecular producida durante la creación de la estructura del diamante a partir del carbono.

Escala de claridad de diamantes

El Sistema Internacional de Calificación de los Diamantes del Instituto Gemológico de América (GIA) es el estándar reconocido mundialmente para la evaluación de claridad de los diamantes.

Gemólogos capacitados califican la claridad de un diamante examinándolo minuciosamente mediante el uso de un microscopio de aumento de 10X.

GIA escala claridad diamantes
Grados de claridad de diamantes según GIA

Los diamantes con la menor cantidad de defectos poseen el mayor nivel de claridad.

El sistema de Claridad de los diamantes está compuesto por 11 niveles y se basa en la naturaleza, la posición y el tamaño de sus inclusiones y marcas externas.

La lista que aparece a continuación lo resume de la siguiente manera:

FL-Sin inclusiones (Flawless) / IF-Sin inclusiones internas (Internally Flawless): Los diamantes inmaculados no presentan ninguna inclusión o marca detectable bajo un aumento de 10x, y son extremadamente raros. Los diamantes internamente inmaculados no presentan ninguna inclusión detectable bajo un aumento de 10x, son raros y muy valiosos.

VVS1/VVS2 Muy, Muy Pequeñas Inclusiones (Very Very Slightly Included): Inclusiones y marcas extremadamente difíciles de detectar por un calificador experto bajo un aumento de 10x.

VS1/VS2 Muy Pequeñas Inclusiones (Very Slightly Included): Inclusiones y marcas detectables bajo aumento de 10x, no obstante, se trata de imperfecciones menores que no tienen impacto sobre la belleza del diamante y por lo general no son visibles a simple vista.

SI1/SI2 Pequeñas Inclusiones (Slightly Included): Inclusiones y marcas fácilmente apreciables bajo aumento de 10x y en algunos casos pueden ser apreciables también a simple vista.

I1, I2, I3 Imperfecto, Inclusiones (Imperfect, Included): Inclusiones y marcas notorias y evidentes bajo aumento de 10x y por lo general también apreciables a simple vista. Estas imperfecciones pueden tener un impacto negativo sobre la transparencia y la brillantez del diamante.

¿Cúal es el nivel ideal de Claridad?

Particularmente te recomendaría elegir el diamante con el menor número de inclusiones y marcas posibles que se encuentre dentro de tu presupuesto, ya que éstas tendrán un impacto negativo sobre el valor y la durabilidad del mismo.

Algunos expertos insisten con diamantes de niveles FL o IF, creyendo que estos diamantes son un 100% inmaculados y libres de imperfecciones, sin embargo es importante tener en cuenta que esto no es tan así.

Prácticamente todos los diamantes presentan algunas imperfecciones. Excepto que los de categoría FL e IF simplemente no presentan imperfecciones detectables bajo aumento de 10x.

Los diamantes de niveles SI y VS son considerados por lo general niveles de Claridad de fantástico valor debido a que sus inclusiones son menores e invisibles a simple vista.

Al buscar diamantes con muchas facetas y un corte de alta brillantez, tales como los diamantes brillantes redondos, es prácticamente imposible diferenciar entre un diamante de nivel SI1 y otro de nivel VS o mayor.

Es por esto que, SI1 o VS2 te otorgarán un diamante hermoso a un precio mucho menor.

Al buscar diamantes de formas elegantes, que tengan menos facetas y tablas más amplias, tales como diamantes de corte Esmeralda o Asscher, las inclusiones son más fáciles de detectar a simple vista. Por lo tanto, en estos casos te recomiendo seleccionar aquellos con un nivel de claridad que no sea menor a VS2.

Errores comunes en la selección de un Diamante

El error más común que se suele cometer cuando se compra un diamante es que se elige un diamante con un grado de claridad demasiado alto para poder hacer una “buena inversión”.

Hay algunas combinaciones Color _ Claridad que nunca fallan, como por ejemplo Color G – Claridad VS2 ó Color H – Claridad SI1

Ambas combinaciones garantizan un diamante con un hermoso color blanco sin tez amarilla, con impurezas menores que son invisibles a simple vista.

La primera (G-VS2) será un poco más brillante que la segunda, a causa de la diferencia de color y pureza. Mientras que la segunda combinación (H-SI1) sólo se puede encontrar en diamantes con un mínimo de 0.30 quilates.

¿Pueden el corte y la forma esconder inclusiones?

Claridad, corte y forma del diamente
La claridad en funcion del corte y la forma

Presta mucha atención a este detalle tan importante a la hora de elegir el anillo para la persona amada.

El corte princesa es una pirámide inversa de 50 o 58 facetas. De todos los cortes, es el que más disimula las imperfecciones porque esconde las inclusiones y las variaciones de color muy bien.

Sin embargo, este no es el caso de los cortes de diamantes Esmeralda y Asscher que se conocen como “cortes de paso”. Estos diamantes contienen tablas muy largas y un acomodo de facetas diferente que los demás cortes de diamantes, lo que hace que las inclusiones sean más visibles.

Es por eso que la mayoría de los diamantes de corte Esmeralda y Asscher que son limpios a simple vista, son generalmente de grado VS2 o superior.

¿Qué significa “Limpio a simple vista”?

“Limpio a simple vista” significa que las inclusiones en cualquier diamante serán invisibles cuando sea observado con visión normal de 20/20 desde arriba con aproximadamente 6-12 pulgadas de distancia del ojo, en la luz del día o con iluminación fluorescente.

En otras palabras, si puedes observar un diamante desde una posición vertical y mirar directamente a través de él sin ver las inclusiones, es limpio a simple vista.

Los diamantes limpios a simple vista no tienen que poseer grados de F o IF de claridad.

Incluso diamantes con calificaciones tan bajas como SI2, frecuentemente contienen inclusiones que son invisibles y permiten que el diamante sea etiquetado como
“limpio a simple vista”.

Características a considerar en la selección de la claridad y el costo asociado

Variacion del precio de los diamentes segun la claridad y el corte
Precio de los diamantes según el corte y la claridad

¿Cómo hay que leer e interpretar este cuadro?
El precio de un diamante de color E y de pureza IF se verá reducido el -24,75 % con respecto a un diamante de color D y de pureza IF.

El precio de un diamante de color H y de pureza VS2 se verá reducido el -32,71 % con respecto a un diamante de color D y de pureza VS2.

Este cuadro compara el precio de un diamante brillante del mismo peso (de 1,00 a 1,49 quilate), pero de un grado diferente de color.

Recomendaciones generales

Ademas del hecho que el diamante debe acomodarse al estilo de la pareja, siempre es conveniente seleccionar aquel diamante “sin imperfecciones a simple vista”, que tenga una excelente relación entre precio y calidad.

Cuando busques un diamante limpio a simple vista, es importante tener en cuenta el peso en quilates del diamante.

Por ejemplo, un diamante de 0.75 quilates SI1, generalmente será limpio a simple vista, mientras que uno de 2 quilates SI1 puede que no lo sea.

Los diamantes de mayor claridad son perfectos para las novias que quieren un diamante de gran tamaño y buen color, si el presupuesto no es un problema.

Ten en cuenta que las inclusiones, por lo general, son invisibles a simple vista en los diamantes de grados más bajos.

Esto significa que aunque un joyero pudiera detectar fácilmente la inclusión, probablemente ésta no podría detectarse a menos de que supieras que es lo que estás buscando.

Las inclusiones casi nunca afectarán el brillo de un diamante, a menos que el grado sea I2 o menor.

Cuando el diamante es cortado correctamente y con los parámetros correctos, solo deslumbrará por la brillantez por lo que no se verán las inclusiones, incluso si no es técnicamente limpio a simple vista.

A pesar de todas éstas recomendaciones, siempre es aconsejable comunicarse con un consultor de joyas y diamantes para que revise el diamante y garantice que las imperfecciones no son perceptibles a simple vista.

Conclusión

Recuerda siempre que la pureza afecta menos a la belleza de un diamante que otras cualidades.

A la hora de elegir el mejor diamante acorde a tu presupuesto, revisa esta guía y piensa en la persona que lo lucirá por muchos años.

Detente en esa imagen.

La decisión correcta vendrá sin más.