Fluorescencia en los Diamantes

Resultado de imagen para fluorescencia en diamantes

La fluorescencia del diamante es un resplandor, habitualmente de un tono azulado, que emana de algunos diamantes al ser expuestos a la luz ultravioleta, como el famoso “blacklight” en las discotecas.

¿Tú que prefieres? ¿Un diamante que, en galas nocturnas, cobre vida por sí mismo o los clásicos que no emanen otro tipo de luz que no sea la natural de la gema?

La elección es personal, y reflejará tu estilo y personalidad.

Lo que sí es importante es que a la hora de realizar la compra, realmente sepas  qué es lo que más se acondiciona a tus necesidades y preferencias.

Te invito a leer esta guía y así poder conocer y tomar decisiones de las que no te arrepentirás.

Resumen general

Los diferentes diamantes reaccionan de diferentes maneras a los rayos ultra violetas.

Un cierto grado de fluorescencia es muy común en éstas gemas, y una fluorescencia por debajo del nivel medio no afecta a la apariencia o al valor de la piedra.

Algunos brillan en colores diferentes, mientras que otros se ven más blancos.

Los niveles bajos de fluorescencia son imposibles de detectar a simple vista bajo iluminación ordinaria, y sólo pueden ser vistos con la ayuda de una lámpara.

¿Vamos por un poco más?

¿Todos los anillos de diamante tienen algo de fluorescencia?

Sí. Todos los diamantes poseen fluorescencia, pero no todos pueden ser vistos por el ojo humano.

En un tercio de todos los diamantes, la fluorescencia ocurre cuando el diamante está expuesto a una fuente ultravioleta de longitud de onda larga o por iluminación negra.

El diamante se “excita” con las longitudes extensas de la onda, es decir, los electrones liberan energía absorbida en el cristal , y esta se hace visible. Aunque la luz puede variar desde muy intensa a débil.

Diamante de la esperanza. (Fluorescencia & Fosforescencia)

Existe otro efecto que también puedes encontrar en algunos diamantes. Déjame que te cuente.

Una vez que el diamante es retirado de la fuente de luz, la fluorescencia desaparece.

Emitir luz después de ser retirado de la fuente de luz se denomina fosforescencia.

El diamante que posee esta cualidad se denomina “diamante de la esperanza”, que cambia de color rojo a azul cuando está expuesto a la rayos UV y después ilumina en rojo por un segundo cuando se apaga la fuente de luz.

Grado de Fluorescencia de un diamante

El concepto de fluorescencia en un certificado, se refiere a la fuerza o intensidad de la reacción del diamante a los rayos ultravioletas

El grado de fluorescencia se determina comparando un diamante con patrones de fluorescencias por exposición a radiación ultravioleta.

Si el diamante permanece sombrío es porque no es fluorescente.

La fluorescencia del diamante debe ser anotada como una característica de éste y se clasifica de la siguiente manera, aunque algunas casas incorporan una o dos categorías intermedias

None o Nil: Ninguna.

Slight o Faint: Ligera o Débil.

Medium: Media.

Strong: Fuerte.

Very Strong: muy Fuerte

¿Cómo influye el grado de fluorescencia en el Color del Diamante?

Si a menudo visitas discotecas u otros lugares donde se utilice la luz ultravioleta, un diamante con buena fluorescencia brillará por sí solo y llamará la atención de los espectadores sobre ti.

Está comprobado que la fluorescencia azul algunas veces produce un efecto beneficioso sobre algunos diamantes, en concreto, añade valor a las calidades de color más bajas, por ejemplo “J” o inferiores.

Esto se debe a que los tonos amarillentos se combinan con la fluorescencia azul y, de esta manera, la gema se ve más blanca. generalmente mejora la apariencia del color en los diamantes que tengan una tasa de Color H o inferior

Aunque si el nivel de fluorescencia de la piedra es calificado como Muy Fuerte o Extremo, la gema puede parecer turbia y a veces hasta lechosa o brumosa.

Esto se revierte cuanto más bajo sea el grado de color del diamante, ya que la tonalidad del mismo hace que sea menos probable que se note el efecto lechoso.

Por ejemplo: Un diamante Color J se beneficia con una fuerte fluorescencia. En cambio, si estás pensando en comprar un diamante con un Color H, lo ideal es buscar un grado de fluorescencia Azul Mediano

La mayoría de las veces el resplandor es azul, pero en raras ocasiones, los diamantes pueden brillar en blanco, amarillo, verde o incluso en rojo.

Es especial para diamantes amarillos ya que la fluorescencia azul contrapesa el color y hace que el diamante se vea más blanco.

El impacto de la fluorescencia en el precio del diamante

Si bien, la fluorescencia es una característica única y fascinante que se ve en varias piedras preciosas y minerales, y no disminuye la calidad del diamante sino que por el contrario,  contribuye con el brillo magnífico y el color que emite, los diamantes que son visiblemente fluorescentes no son tan costosos porque no están en demanda.

Se sabe que fueron populares en la década de 1950, cuando se llamaban “diamantes azul blanco”, pero, aparentemente, esta fama se desplomó en la década de 1970 debido a las luces negras que se comenzaron a utilizar en las discotecas.

Cuando vayas a comprar un diamante, no olvides de verificar si tiene fluorescencia, ya que esto puede alterar el valor y la apariencia de tu joya.

Si no puedes reconocerlo por tí mismo, no dudes en consultar a un profesional o solicitar un certificado de calidad GIA.

Curiosidad: los diamantes que presentan fluorescencia amarilla o blanca sufren una penalización sobre su precio de un descuento del 5% sobre el valor que tendrían si no tuvieran dicha fluorescencia. Es más, cuanto mejor color tienen estos diamantes más repercute el descuento sobre el precio de la gema.

¿Qué ocurre con el precio de los diamantes que no poseen fluorescencia?

Los diamantes que no reaccionan a la luz ultravioleta, o no emitan un resplandor, se están vendiendo a un 15% menos como un segundo descuento, ya que la falta de respuesta  ante la luz ultravioleta se considera un defecto.

Un estudio realizado en 1997, aseguró que debe haber algún nivel de fluorescencia, y se debe de tomar en cuenta para definir  la pureza de los diamantes.

Recomendaciones generales

El indicador de fluorescencia aún no es un factor importante en la compra de  joyería de diamantes, ya que este dato no afecta a la calidad de la piedra.

Aunque es cierto que en ocasiones, este efecto mejora la apariencia del diamante haciendo que la piedra se vea más incolora o sin efectos secundarios negativos.

Si te gustan los lugares a media luz o las salidas nocturnas, esta puede ser la elección ideal, ya que la piedra cobrará tanto esplendor que atraerá hacia ti todas las curiosas miradas del entorno y te hará sentir especial.

Conclusiones

Más allá de las cualidades o efectos que elijas en tu diamante, lo único verdaderamente importante es que la joya que uses lleve tu impronta.

La fluorescencia de un diamante, lo que la luz natural, el sol, las diferentes orientaciones, las luces interiores o convencionales pueden transmitir es imposible de representar mediante alguna fotografía o explicaciones que puedes encontrar en Internet.

Busca la ayuda necesaria consultando con profesionales idóneos en el tema.

Un buen asesoramiento es imprescindible para encontrar el diamante de tus sueños.