Esmeraldas: Precio, color y tallado de la preciosa piedra verde

Mientras que los diamantes son apreciados por su brillantez, las esmeraldas son amadas por su color.

Y justamente por esto es que lucen fascinantes en todo tipo de joyas.

Pueden ser tanto las protagonistas de la joya, como excelentes partenaire del diamante, engarzadas en fabulosos anillos de boda y compromiso.

Si estás pensando en una de éstas piedras, déjame que te acompañe en tu decisión.

Resumen General

La Esmeralda es la piedra más preciosa del grupo de los berilos.

Su nombre viene del griego “smaragdos”, traducido al antiguo francés “esmeralde”, que significa “piedra preciosa verde.”

Este maravilloso color es incomparable en el mundo de las gemas.

No es de sorprender entonces que la esmeralda sea clasificada como una de las cuatro piedras preciosas tradicionales junto con elzafiro, el rubí y el diamante.

Posee una dureza de 7,5 a 8 en la escala de Mohs.

Debido a su rareza, es una de las más valoradas, ya que desde la Antigüedad se descubrieron piedras preciosas de color verde, pero la esmeralda es la única cristalina.

El origen de las piedras verdes

La extracción de esmeraldas se remonta a más de 3.000 años atrás, en la época del Imperio del Antiguo Egipto.

Estas minas joyeras, fueron explotadas por faraones egipcios entre 3000 y 1500 a. c. y más tarde referidas como “Minas de Cleopatra”.

En el momento en que se redescubrieron en 1818 ya habían sido agotadas.

Por otro lado, el “fuego verde” resultaba tan fascinante que los conquistadores españoles llevaron a cabo una campaña sangrienta con el fin de descubrir la localización de minas de esmeralda en América del Sur.

En 1557, la campaña finalmente concluyó con el descubrimiento de las espectaculares minas de Muzo y Chivor en la actual Colombia.

¿Por qué es verde?

Las esmeraldas representan a una variedad de mineral de color verde conocido como berilo.

Su color verde se debe a pequeñas impurezas en su estructura cristalina causada por elementos químicos como el cromo y el vanadio.

Zodiaco, mitos y leyendas de la esmeralda

Innumerables fantásticas historias han crecido alrededor de esta magnífica joya.

Los incas y aztecas de América del Sur, consideraron a la esmeralda como un santo de piedras preciosas.

Escritos de hace muchos siglos, “Los Vedas”, las sagradas escrituras de los indios, hablan de las gemas verdes y sus propiedades curativas: “Esmeraldas prometen buena suerte…” y “La esmeralda mejora el bienestar …”.

Si consideramos esto, no es de extrañar que los cofres del tesoro de Maharajás y Maharanis en la India hayan contenido esmeraldas maravillosas.

En la mitología se la considera como un regalo del Planeta Venus a nuestro planeta y representa la energía universal en la Tierra.

Los signos afines a esta piedra son Acuario, Libra, Escorpio y Sagitario

Y es la piedra preciosa para conmemorar el 20º y 35º aniversario de boda.

El poder sanador de las esmeraldas

Se dice de estas piedras que tienen mucha influencia en el mundo espiritual.

La esmeralda es el cristal de amor, la compasión, la sanación y la abundancia.

Es muy importante para trabajar el chakra del corazón y ayuda, en la terapia, a remover bloqueos y miedos.

En las relaciones sentimentales es conocida como la piedra del éxito, pues aporta dicha y lealtad, además de potenciar la unidad, fomentar la amistad y el equilibrio.

En el universo de las piedras, representa la sabiduría: aporta calma en las emociones, elimina la negatividad, ayuda a generar sensaciones positivas, transmite claridad mental, fortalece la memoria y nos amplía la visión global de las situaciones.

La importancia de las “Cuatro C”

Ahora bien, si te estás tentando con una de éstas maravillas, al igual que en los Diamantes, la importancia de las Cuatro C tienen mucho que ver a la hora de adquirir esta gema.

Si me sigues, te daré un panorama de éstas características respecto de las esmeraldas.

Color

Matices de Esmeralda

Su color por definición es un verde medio u oscuro derivado de impurezas de cromo, vanadio, o una combinación de ambos.

El color más popular y valioso es un ligero verde azulado en un tono medio oscuro con saturación de fuerte a viva.

Lo que te cautiva de inmediato cuando ves una esmeralda es, sin duda, su color, ya sea un verde vibrante, apasionado u opaco, o en algún punto intermedio.

El color es con mucho el más significativo de las 4 C.

 

Tonos de Esmeralda

El tono de la esmeralda clasifica a la piedra en términos de luz y oscuridad.

Las esmeraldas naturales varían desde Muy Claro a Muy Oscuro.

Muchas veces caemos en el error de elegir esmeraldas de tono medio a muy oscuro porque creemos que cuanto más oscuro sea el tono, mayor valor tendrán.

Esto no es así.

Lo que es de suma importancia para el aspecto de la esmeralda es su saturación.

 

Saturación de la Esmeralda

Esto es lo que le da al color su intensidad y fuerza.

La saturación puede variar de débil a pura vívida.

Por ejemplo, si una piedra oscura media tiene una saturación débil, es probable que no te atraiga demasiado.

En cambio, si encuentras una esmeralda verde clara que brilla intensamente con una intensa saturación, es mucho más probable que tus ojos se sientan atraídos por ella.

Claridad

Al igual que con los diamantes, las esmeraldas con mayor claridad alcanzan un precio más alto en el mercado.

Pero a diferencia de éstos, las gemas verdes no poseen una clara escala de clasificación como tienen los primeros, por lo tanto, si no tienes un ojo experto, este detalle requerirá de un asesor que te ofrezca mucha confianza

La otra gran diferencia es que esperamos ver inclusiones en aproximadamente el 99% de las esmeraldas.

De hecho, cuando no se ven inclusiones, se debe sospechar que la esmeralda no es natural.

Color & Precio

Tres factores son importantes que se conjuguen para completar este aspecto: El Tono, La Saturación y La escala de Pureza.

Recuerda siempre que los tonos más oscuros y los grados de saturación más altos generalmente darán como resultado un precio más alto, pero eso no significa que no puedas encontrar una esmeralda impresionantemente hermosa por debajo de este rango.

Por lo general, en la industria esmeraldista fija el precio el propio exportador quien, con frecuencia, es el mismo productor y además paga las regalías de acuerdo con el valor que él mismo determina.

Te aseguro que te vas a sorprender al descubrir que la esmeralda de la que probablemente te enamores es en realidad una con tono claro pero con buena saturación y acorde a tu presupuesto.

Por supuesto, que no hace falta aclararte que dado que el color es el factor más importante al comprar esmeraldas, debes estar bien seguro de la inversión que estás por realizar.

Certificados de Calidad

Con las esmeraldas tanto como con todas piedras preciosas, lo que cuenta es el Certificado de Calidad.

Siempre que tengas la certeza de que la gema es natural, respecto del valor de la piedra, todo lo que realmente importa es cómo ésta se vea y las características que un Instituto gemológico te ofrezca a través de su certificado.

Lo demás corre por tu cuenta. Recuerda que la belleza de la piedra depende de tu mirada. Y eso es lo relevante.

La mejor piedra, más allá del tono y la saturación, es la que te gusta y te identifica

El GIA clasifica las esmeraldas como “tipo III”, lo que significa que casi siempre están incluidas.

Estas inclusiones se conocen como “jardín”, ya que pueden parecerse a ramas o raíces de plantas, pero también son las que hacen que la piedra sea de ese hermoso color verde.

Así que no te preocupes, las inclusiones son una parte natural del carácter de las esmeraldas.

Recomendación respecto de las inclusiones

Aunque encontrarás inclusiones y fisuras, debes prestar mucha atención a cómo éstas son.

No aceptes inclusiones con forma de burbujas, o imperfecciones que parecen arregladas en un orden específico, tampoco las que tengan grandes manchas.

Asegúrate de que las inclusiones de la piedra se encuentren profundamente debajo de la superficie, de lo contrario, pueden crear fracturas cuando la joya se fragüe o desgaste. Este punto es especialmente importante porque las esmeraldas no son tan fuertes como los diamantes y se astillan más fácilmente.

Lo más recomendable, es ver una imagen ampliada de la esmeralda que te interesa para ver su jardín antes de comprar.

Tratamientos de la Esmeralda

Debido a la cantidad de inclusiones que esta piedra presenta, hoy en día se ha convertido en una práctica estándar tratarlas con aceites o resinas para mejorar la claridad.

El aceite de cedro es una de las sustancias más utilizadas en este aspecto, así como otros aceites sintéticos y polímeros.

El mercado de las esmeraldas acepta su uso, pero prefieren que no se utilice el aceite teñido de verde.

Todas las esmeraldas vendidas deben tener la divulgación completa del tratamiento de acuerdo con la Comisión Federal de Comercio de los EE. UU.

Corte

Al igual que con los diamantes, el corte de la esmeralda se refiere a su facetado, forma, ancho y profundidad.

Idealmente, una esmeralda debe cortarse simétricamente con facetas uniformes que le permitan ofrecer un color y un brillo extraordinarios.

Si se corta demasiado, la luz se escapará por los lados y la esmeralda se verá oscura.

Si es demasiado superficial, la esmeralda perderá brillo ya que la luz se escurrirá por la parte inferior de la piedra.

Se cree que el corte homólogo de forma rectangular o cuadrada es el que maximiza las virtudes de esta gema de color verde

Además de los cortes esmeralda, hay cortes redondos y ovalados, pero estos son más caros y raros ya que se debe desperdiciar mucho material para que den un buen resultado.

Si me permites una opinión, no te recomiendo el uso de otros cortes como pera y cabujones dado que por su porte hacen que la piedra pierda brillantez.

Quilates

Aquí desterramos el supuesto de que a mayor tamaño, más amor.

Esto no es lo que pasa con las Esmeraldas.

Es cierto que el peso en quilates ayuda a determinar el precio de la esmeralda. Una piedra de 4 quilates será más costosa que una piedra de 1 quilate, siendo iguales todos los demás factores.

Pero el peso en quilates de esta piedra, no juega un papel tan importante como en el precio de los diamantes.

Con las esmeraldas, lo que importa principalmente es el color de la piedra, luego su claridad y corte, y finalmente su peso.

Los expertos de Esmeraldas coinciden en que es mejor comprar una esmeralda más pequeña con una calidad de color excelente que una más grande con una calidad de color deficiente.

Cómo saber cuando una Esmeralda es original

No todo cristal verde es esmeralda..

Para evitar confusiones existe el Centro de Desarrollo Tecnológico de la Esmeralda (CDTEC), que abrió sus puertas hace más de ocho años, y desde entonces es la única institución, en Colombia y en América Latina, con capital humano y equipos de punta capaces de generar reportes gemológicos con la misma calidad de los reconocidos laboratorios mundiales.

Los reportes de este centro indican a los clientes si la gema analizada es natural o no ,y en el caso de las esmeraldas, si es o no colombiana.

Las dos principales variables que afectan el precio de una esmeralda son: que sea natural, esto significa que no haya sido sometida a ningún proceso físico o químico para mejorar su apariencia y, que sea colombiana, además del color, el tamaño, la transparencia y la forma.

A partir de este veredicto es que se discute entre los comerciantes el precio de las gemas.

Colombia, El idioma de las esmeraldas

Las historias del mundo esmeraldero parecen sacadas de los más descabellados ejemplos del realismo mágico.

Las guerras verdes de los años sesenta y ochenta y la vida entera de Víctor Carranza podrían haber salido de las más brillantes mentes literarias.

Si bien se dice que encontrar una esmeralda es 20 veces más difícil que encontrar un diamante, Colombia es el mayor productor de esmeraldas del mundo.

Boyacá (uno de sus 32 departamentos), concentra el mayor número de minas de esmeraldas del planeta.

Las esmeraldas colombianas son las más resistentes, brillantes y de tonalidades más puras y profundas. 

Se dice que, gracias a esto, Colombia es el reflejo de la nueva cara feudal de América Latina.

Recomendaciones Generales

Resultado de imagen para anillo de esmeraldas

Las esmeraldas son una parte integral del mercado de piedras preciosas más colorido.

Y, últimamente, están adquiriendo gran demanda en el mercado nupcial, donde se pueden ver como piedras centrales y acentos para los anillos de compromiso.

Estas piedras preciosas, además de ser símbolos de belleza y estatus, tienden a conservar gran parte de su valor en el tiempo.

No solo son adquiridas por su belleza, son vistas como una inversión, un ahorro.

En ese sentido, se recomienda a cualquier comprador exigir un certificado del CDTEC o de una entidad internacional del mismo nivel, que de manera imparcial, y basado en conocimiento científico, brinde información veraz y relevante.

Conclusión

Sea cual sea tu preferencia, conocer la verdad sobre las esmeraldas seguramente te ha ayudado a estar mas informado al momento de tomar una decisión sobre tu próxima compra de joyas.

Son bellas y extrañas. El mundo es viejo y las esmeraldas han estado en él desde siempre, latiendo bajo la tierra, en el corazón de la roca oscura.

Estamos atravesando un momento de transformación de la industria verde.

Esta nueva etapa que vive el negocio de las esmeraldas se convierte en una oportunidad para darle curso al momento que tanto estabas esperando.

Ya sea para aniversario, compromiso, boda o simplemente placer, hoy es el momento de comprar esa joya tan deseada para la persona que amas.